11 de febrero 2023_20 hrs.

CHILL JAZZ SEBASTIÁN
JORDÁN QUINTETO

11 de febrero_20 hrs.

COMPRA TU ENTRADA
icono faqs icono corazon

CHILL JAZZ

SEBASTIÁN JORDÁN QUINTETO

11 de febrero_20 hrs.

Espacio Tronador

* Se permite el ingreso a menores desde los 2 años, pagando su ticket correspondiente.

*Descuentos para estudiantes y adultos mayores (en boletería del Teatro).

El trompetista oriundo de Quillota, Sebastián Jordán, se presentará con su quinteto en Teatro del Lago y estrenará sus últimas composiciones. El músico es conocido como uno de los grandes talentos que han surgido en los últimos años en la escena jazzística local.

Integrantes
Agustín Moya, saxofón tenor
Rodrigo Espinoza, contrabajo
Sebastián Castro, piano 
Carlos Cortés, batería  
Sebastián Jordán, trompeta, composición y dirección

AGUSTÍN MOYA

Inicialmente intérprete docto de corno, pronto se cambió al saxofón, estudiando los rudimentos con el legendario altoísta Carmelo Bustos y luego formado en toda su dimensión como tenorista moderno con Marcos Aldana. Su carrera como improvisador y solista alcanzó altura al iniciarse los 2000, al establecer una estrecha relación musical con el trompetista Sebastián Jordán. Con él, Moya recuperó en cierta forma la figura de los viejos tándems jazzísticos de trompeta y tenor, algo perdidos en ese entonces.

Ese año se integró como primer tenor al Ensamble Quintessence y en 2006 ingresó como solista y compositor al grupo Pulso, con el que grabó el disco Litio (2008) junto a Vera, Quevedo y Baeza. Tras una estadía en Nueva York, donde fue alumno del saxofonista Dave Liebman, Moya regresó para ampliar su cuarteto a quinteto acústico, con el propio Quevedo al piano, y desarrollar así un trabajo centrado en las amplias dimensiones de la composición contemporánea: Infinito (2009). En contraposición a esa propuesta, Moya describió un regreso a las raíces del jazz de clubes y la esencia de la improvisación en directo, probando el formato de cuarteto clásico, junto al pianista estadounidense Joel Holmes y la sección rítmica de Eduardo Peña (contrabajo) y Félix Lecaros (batería). Grabado en vivo en el club Thelonious, su el disco se llamó Espacio Elástico (2011).Tras un receso de cinco años en su trabajo de composición y liderazgo, Moya regresó para organizar otro cuarteto creativo en el formato clásico. Y así volvió a reclutar a un pianista no chileno para la sesión del disco Paréntesis (2016), que estrenaría nuevamente en una edición del Festival de Jazz de Providencia, como lo había hecho una década antes. Moya reunió al argentino Leo Genovese y completó la sección rítmica con Rodrigo Espinoza (contrabajo) y Félix Lecaros (batería). En paralelo, inició la maratónica sesión de grabación de standards escogidos para el sello Vértigo, que iría publicando año a año junto a Maxi Flynn (contrabajo) y Carlos Cortés (batería) en los cinco volúmenes de Standards Sessions, ahora en el formato inspirador del trío sin piano de Sonny Rollins, uno de sus principales héroes.

SEBASTIÁN CASTRO

Licenciado en Artes con mención en Teoría de la Música, es profesor especializado en Teoría de la Música, Facultad de Artes de la Universidad de Chile y Master of Music mención Piano Jazz en Hochschule für Musik und Theater, Munich, Alemania. Destacan sus producciones Vieja Escuela (2016), Forastero (2018), Far Away (2019), Mixture (2020) y Dadinirt (2021). Es autor del libro Manual para el Aprendizaje de la Clave Americana y coautor de Solfeos Latinoamericanos. Actualmente es docente de la cátedra de piano de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y Universidad Alberto Hurtado

RODRIGO ESPINOZA

Ha sido uno de los contrabajistas más fuertes y activos del jazz contemporáneo desde la segunda mitad de los años 2000, cuando inició su serie de militancias junto al trío del pianista Moncho Romero. Su sonido voluminoso y profundo apareció en una decena de discos de jazz, y, al mismo tiempo, Espinoza amplió las fronteras musicales integrando el conjunto de música latinoamericana de Natalia Contesse, lo que le significó una presencia musical frente a nuevos públicos. En una panorámica de habituales contrabajistas acompañantes, Espinoza se estrenó como compositor y líder en 2018 con el disco Siete Flores Negras. Espinoza se multiplicó en una serie de proyectos jazzísticos que marcaron el ritmo del circuito en el paso de los 2000 al 2010, tocando en tríos, cuartetos, quintetos y ensambles, y grabando discos representativos de la época: Patafísica (2010) con el quinteto del guitarrista Sebastián Prado; El Valle del Tiempo (2012) con el trío del pianista Mario Feito; Ocho Chino (2013) con el quinteto del clarinetista Mauricio Barraza; Música del Eterno Retorno (2013) del cuarteto del guitarrista Armando Ulloa; Shah Mat (2014) del cuarteto del guitarrista Diego Riedemann; Begs the Question (2014) del cuarteto vibrafonista Diego Urbano; Trapecista (2015) del quinteto del trompetista Sebastián Jordán; Paréntesis (2016) del cuarteto del tenorista Agustín Moya, Hombre al Sur (2016) de la pequeña orquesta del guitarrista Raimundo Santander; Félix Lecaros Standards Trío (2022) del baterista Félix Lecaros, y Ciclos (2022), del pianista Camilo Aliaga.

CARLOS CORTÉS

Fue formado con el maestro de percusión Mario Baeza, y el maestro de batería Ricardo Ruiz. En paralelo, estudió música afro-brasilera y afro-cubana con los maestros Sidney da Silva, José Izquierdo y David Ortega.
Como instrumentista ha tocado y grabado con destacados músicos de la escena del jazz chileno e internacional: Aaron Parks, Greg Osby, Drew Gress, Stu Mindeman, Maria Creuza, Hernán Jacinto, Cristián Galvez, Sebastián Jordán, Jorge Díaz, Cristián Cuturrufo, Agustín Moya, Ensamble Quintessense y Francesca Ancarola.
En el ámbito popular actualmente es baterista de Ana Tijoux y Nano Stern. En el pedagógico formó parte del primer seminario de percusión organizado por la Academia Musical de Extensión, además de clases particulares. 
Carlos es un artista exclusivo de Bosphorus Cymbals y Grech Drumdealer.

SEBASTIÁN JORDÁN

Es el más importante trompetista del jazz chileno consolidado como solista en la década del 2000. Egresado con rango de excelencia desde las orquestas Irazú (1997) y Los Andes Big Band (1998), pasó a ser el principal referente del instrumento de su generación, estableciendo un discurso propio con un lírico y profundo, a través de sus proyectos como solista-líder y de su múltiple participación como sideman en la escena contemporánea. Así, se convirtió en el sucesor de Cristián Cuturrufo en la línea cronológica de la trompeta en el jazz chileno.
Tras su paso por ambas big bands, la primera orientada al jazz de raigambre afrocubana y la segunda ligada al swing, Jordán terminó por hacerse de un nombre propio en la escena de los 2000. Adiestrado inicialmente por el trompetista docto Cristián Muñoz, pronto pasó a las manos de jazzistas experimentados donde ganó el lenguaje que luego lo convertiría en estrella. Grabó junto al pianista Moncho Romero, el álbum Chile Jazz (1998) y en 2000 se puso a las órdenes de Roberto Lecaros y su proyecto del quinteto hard bop La Tropa. En esta banda desarrolló un lado duro obtenido de su principal mentor, Clifford Brown, y conoció además a quien sería su alma gemela en el jazz, el tenorista Agustín Moya. Junto a él seguiría el camino, actuando como dupla indisoluble para grabaciones del bajista Pablo Lecaros, la cantante Ammy Amorette, y los guitarristas Nicolás Vera y Roberto Dañobeitía.
En 2002, Jordán extendió su operativa hacia la música funk y groove, integrando las secciones de bronces de bandas como la popular Chancho en Piedra y Alüzinati. Aún así mantuvo inalterable su particular estilo bop, el mismo que lo llevó a tocar con la banda de Claudia Acuña durante su visita de 2004 en el Teatro Municipal, en 2005 en el proyecto de jazz contemporáneo Ensamble Quintessence como primera trompeta y en 2006 irse de gira por Suecia junto al quinteto del contrabajista René Sandoval (y que luego grabó sus composiciones Perro Hambriento, New Friends o Intermission).
De regreso en Chile, exploró su lado compositivo y lideró su primer proyecto solista, un trío pianoless de jazz de cámara con el contrabajista Pablo Menares y el baterista Andy Baeza. Ese trío se combinó con un poderoso quinteto de raíz Blue Note que Jordán organizó con Agustín Moya (tenor), Lautaro Quevedo (piano), el propio Menares (contrabajo) y Félix Lecaros (batería). Con ellos grabó su primer disco, Afluencia (2009). Al año siguiente, Jordán daba un paso más en su propuesta de liderazgo al rescatar la sección de ritmo de ese álbum y encabezar un segundo trío sin piano para grabar Cobre (2010). Un trabajo que fue editado por el sello que cofundó ese año: Discos Pendientes.
Sus participaciones continuaron inmediatamente con grabaciones para esta editora: Happy Blues (2011, junto a Nicolás Vera y Sebastián González) e Interstelar Trío (2013, con Roberto Dañobeitía y Eduardo Peña). En 2014 emprendió un viaje que sería determinante en su nueva propuesta creativa. En Nueva York se sumergió en la poética, la estética y música de los clubes clásicos y los nuevos espacios, escuchando en directo a algunos de los grandes nombres de ese tiempo: Jeff Tain Watts, Christian McBride, Brad Mehldau y Wynton Marsalis. A su regreso, e inspirado por esta experiencia, retomó la idea del formato de quinteto Blue Note, y junto a Agustín Moya (saxo tenor), Sebastián Castro (piano), Rodrigo Espinoza (contrabajo) y Carlos Cortés (batería), grabó entonces su álbum Trapecista (2015).

*Descuentos

Estudiantes
Obtendrán un 20% de descuento, presentando credencial respectiva a través de compra directa en boletería del Teatro.

Adultos Mayores
A partir de la acreditación con cédula de identidad, se realizará un 20% de descuento a adultos mayores a través de compra directa en boletería del Teatro.

VENTA DE ENTRADAS

Realiza la compra de tu entrada online directamente en www.teatrodellago.cl.
Para compras de entradas en nuestra boletería: de lunes a domingo de 10 a 18:30 hrs.

Si tienes alguna duda, nos puedes contactar a través de:
[email protected] 
(+56 65) 2422900

El mismo día del concierto, la boletería atenderá hasta las 18:45 hrs.

Politicas de sala

1- Las entradas adquiridas son de exclusiva responsabilidad de la persona que efectúa la compra. En caso de mal uso, se exime de total responsabilidad a Fundación Teatro del Lago .

2.-Las puertas de Teatro del Lago abrirán 45 minutos antes del inicio del espectáculo.

3.- Una vez iniciado el espectáculo, no se permitirá el acceso a la sala.

4.- Los cambios de entradas se realizarán hasta 48 horas antes del espectáculo.

5.- Se aceptan devoluciones de entradas hasta 7 días antes de realizarse el espectáculo. El porcentaje de devolución corresponderá al 50% del valor total de la entrada.

6.- No se permite el ingreso a sala con alimentos o bebestibles de cualquier tipo.

7.-Está permitido el ingreso a sala de niños de 2 años en adelante. Es responsabilidad de los padres su correcto comportamiento en sala.

8.- No se permite la toma de fotografías ni grabaciones dentro de la sala, puesto que cada obra posee derechos intelectuales y de creación que controlan estrictamente su reproducción. Además, el flash de una cámara puede alterar la concentración del artista y el buen desarrollo del espectáculo.

9.- Teatro del Lago se reserva el derecho de modificar su programación, fechas y horarios, por motivos técnicos, artísticos o de fuerza mayor.

10.- En caso de cancelación del espectáculo, se podrá optar por la correspondiente devolución de dinero o el abono posterior para un próximo espectáculo.

bg sumate cover

Haz Tu aporte

Colabora con Fundación Teatro del Lago para impulsar la creatividad e innovación de niños, jóvenes y adultos que participan de nuestra misión educativa.
Gracias a tu aporte, el teatro-escuela crece.

¡SÚMATE!