Inspirados en la larga tradición cultural de la zona, Guillermo Schiess y Flora Inostroza, quien lideraba Semanas Musicales de Frutillar, proponen crear un teatro que pudiera acoger la diversidad de coros y agrupaciones musicales que hacían vida en la comuna.

Obra del Bicentenario de Chile

Con el apoyo de la Municipalidad, de la comunidad y la colaboración de diversos donantes, el 27 de enero de 1998 se puso la primera piedra de Teatro del Lago en el antiguo Hotel Frutillar, que sufrió un incendio en 1996.
El proyecto original de la construcción de Teatro del Lago es de los arquitectos Gerardo Köster y Gustavo Greene, quienes lo llevaron adelante durante diez años, tomando como premisa la arquitectura tradicional alemana predominante en la región.
La colorida fachada del recinto es de madera sobre baquelita y, en armonía con el medio ambiente, incorpora eficiencia energética, ya que posee aislación térmica y acústica.
Con una inversión de 44 millones de dólares, Teatro del Lago fue inaugurado después de 12 años de construcción, el 6 de noviembre de 2010, en el marco de las celebraciones del Bicentenario de Chile, siendo la única obra privada.