Historia

Historia TDL (14min) from Teatro del Lago on Vimeo.

La comuna de Frutillar tiene una larga historia de tradición cultural. Desde el año 1856 los colonos alemanes arribaron a la Región de Los Lagos, aportando su visión cultural, expresada a través de diversas actividades artísticas, sentando las bases de un desarrollo que ha permitido favorecer y enriquecer la vida de toda una comunidad a través de un hilo conductor: la música.

En este sentido, es posible destacar el infatigable trabajo de Jakob Junginger, quien durante 40 años formó en canto coral a un sinnúmero de generaciones, fundando el conjunto coral “Liederkranz”, tarea que pudo llevar a cabo, sin dejar de lado los valores de la biblia y su importante trabajo en medicina, enfrentando a través de la homeopatía diversas enfermedades infantiles. Más tarde, Robert Dick, carismático organista y director del Instituto Alemán, propuso a Arturo Junge realizar sus Encuentros Corales en la bella Bahía de Frutillar, convocando a músicos profesionales y aficionados tanto de Chile como del extranjero.

Otra de las personas que marco una diferencia en los inicios de este proyecto fue Alfredo Daetz, quien comprometido con esta iniciativa, fue uno de los primeros vecinos de Frutillar en abrir las puertas de su hogar para acoger a los artistas que se presentaban en la comuna. De entre esos músicos, surge la Sra. Flora Inostroza, pianista y violonchelista, quien desde el año 1979 comienza a liderar la Corporación Cultural “Semanas Musicales” de Frutillar. Es así, como junto al empresario Guillermo Schiess, inspirados en el afamado festival de verano, acordaron junto a la Ilustre Municipalidad de Frutillar que el lugar donde se encontraba el Hotel Frutillar, destruido por un devastador incendio en 1996, se designara para la construcción de un teatro.

De esta forma, y gracias a la visión de las autoridades de la comuna, el empuje de la señora Flora Inostroza, el aporte fundamental de don Guillermo Schiess y su familia, junto al aporte de muchos donantes y amigos, como el 27 de enero de 1998 Teatro del Lago comienza a hacerse realidad, con la instalación de la primera piedra de su construcción.

Cinco años más tarde, Nicola Schiess comienza a trabajar en torno a la que sería una etapa crucial y definitoria, programando y organizando diversas actividades artísticas y educacionales, las cuales se tornarían parte del sello en la gestión de Teatro del Lago.

Unos años después, Uli Bader, su marido se uniría con fuerza a este gran sueño familiar, dando un gran impulso a esta iniciativa, proyectándola hacia nuevos desafíos, resultando en la inauguración total del teatro, realizada en el contexto de las celebraciones por el Bicentenario de Chile, el día 6 de noviembre del año 2010.





Libro de Temporada 2017

libro-educativo-2017v2

Desarrollado por la Agencia Lámpara
WordPress Image Lightbox