Lunes 1 de agosto de 2016
La nación Argentina

Giselle se mudó a un rincón mágico en el fin del mundo

Giselle se mudó a un rincón mágico en el fin del mundo

FRUTILLAR, Chile.- El lago que usualmente no tiene olas este fin de semana rumoreaba algo en la espuma del vaivén; el volcán no se dejó ver, pero eso dicen que es habitual: no hay día que no se nombre al Osorno, aunque el clima se empecine en maquillarlo de ilusión. En buena parte por todo esto (pero bastante más por lo que sigue) en este recóndito sitio al sur del Sur, donde la impronta, los sabores y hasta el nombre de las calles tienen acento alemán, los últimos días tuvieron algo mágico. Una primera bailarina que lleva la corona del Royal Ballet de Londres, pero que es más argentina que el dulce de leche, cerró su gira en un escenario de Chile fuera de lo común: el Teatro del Lago, que se levanta literalmente sobre el agua del Llanquihue, en la plataforma que dejó un hotel municipal devastado por un incendio hace 20 años. Y no sólo Marianela Nuñez fue Giselle, protagonista de la obra romántica más emblemática. Todo podría haber sido Giselle aquí: las decenas de casitas que se aprecian en el trayecto de Puerto Montt a Frutillar, donde viven poco más de 16.000 personas, se ajustan al imaginario de esta obra que transcurre en un pueblo vecino al Rin; y también las niñas que esperan conocer a su “estrella” de la danza tienen la inocencia brillando en la mirada y las mismas ganas de bailar que la aldeana de esta historia.

Revisa el Articulo completo en www.lanacion.com.ar

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page



Desarrollado por la Agencia Lámpara
WordPress Image Lightbox